Amamantó a su bebé resfriada y descubrió : «algo increíble»…

By / 7 años ago / Sin categoría / No Comments
Amamantó a su bebé resfriada y descubrió :   «algo increíble»…

Es común que las madres se saquen leche y la almacenen, ya sea por si necesitan salir a comprar o a trabajar, o simplemente, porque producen demasiada.

Este era el caso de Mallory Smothers, una madre estadounidense que se percató de algo increíble mientras se bombeaba leche para su pequeño. Impresionada, decidió compartir la foto y la historia en Facebook, donde se volvió viral.

La mujer explicó que siempre recogía leche en distintos contenedores y por lo general, todos los recipientes lucían iguales. Hasta que un día, notó que uno se veía como leche normal y el otro parecía calostro. El factor que marcó la diferencia fue el que la sorprendió.

“Me saqué la leche de la izquierda la noche del jueves, antes de acostarme a dormir. Amamanto a mi bebé cada dos horas o algo así, así que lo hago para no tener que bombear hasta que nos levantamos”, explicó en Facebook.

“En la madrugada del viernes, noté que mi bebé estaba congestionada, irritable y estornudaba mucho. Probablemente un resfriado, ¿no? Así que cuando me levanté el viernes, me saqué leche y salió «la del lado derecho de la foto”, agregó.

12705197_1119561988057050_7638431717492483727_n

¿Qué ocurrió?

Como la bebé estaba enferma, su cuerpo se adaptó para producir una leche similar al calostro, un líquido lleno de anticuerpos, ideal para reforzar el sistema inmune de los pequeños. “Hace un tiempo, leí un artículo en una revista de medicina sobre cómo la leche de una madre se ajusta a las necesidades de cada bebé, más allá de ser sólo un aporte calórico”, explicó Mallory.

“Así que este médico proponía que cuando un bebé es amamantado, su saliva entra al pezón de su madre. Se cree que en la glándula mamaria existen receptores que la interpretan y la distinguen de bacterias y virus.Si detecta que algo está mal, el cuerpo de la madre cambia la composición inmunológica de la leche”,agregó.

“Bastante impresionante, ¿no? El cuerpo humano nunca deja de impresionarme”, concluyó. El estudio al que ella se refería fue publicado en 2013 en Inmunología Clínica y Translacional. ¿Sabías que el cuerpo de una madre podía hacer esto?

 

 

admin

The author didn't add any Information to his profile yet.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *