DÉFICIT ATENCIONAL….SUS SÍNTOMAS Y CÓMO TRATARLO…

By / 6 años ago / Sin categoría / No Comments
DÉFICIT ATENCIONAL….SUS SÍNTOMAS Y CÓMO TRATARLO…

¿Qué es y como tratar el Déficit Atencional?

En las últimas décadas  se va  haciendo cada vez más frecuente el oír que algunos niños presentan déficit atencional y que, producto esto, tiene problemas de rendimiento escolar o de comportamiento.

La primera interrogante que podríamos plantear es:
¿Qué es Déficit Atencional?

La información científica actual permite afirmar que el Déficit Atencional (también conocido como Trastorno por Déficit Atencional/Hiperactividad, o como Trastorno Hipercinético) es un cuadro clínico caracterizado por un patrón persistente a lo largo del tiempo en el que destacan la hiperactividad(manifestada por inquietud motora, pararse en la sala de clases, ser bueno para encaramarse en muebles y cercas, dificultad para estar quieto, etc…), la impulsividad (imposibilidad para esperar su turno, responder antes de que le pregunten, interrumpir a otros niños e iniciar actividades riesgosas sin medir sus consecuencias) y la desatención (dificultad en mantener la atención por tiempos prolongados, no copiar  la materia de clases, no atender a sus profesores, cambiar constantemente de actividades o tareas, no completar las labores que ejecutan).

Actualmente se sabe que las bases de este problema están en el funcionamiento de ciertas estructuras del cerebro. Por otra parte las características  del ambiente escolar y familiar y otros aspectos como la motivación van a influir el grado de expresión del problema.

Una segunda interrogante es si realmente el déficit atencional es tan frecuente como parece.

La frecuencia en estudios realizados  en diversos países fluctúa  entre 5 y 10% para la edad escolar; esto  es 1 de cada 10 o 20 niños en enseñanza básica podría presentar el problema (en un curso de 40 niños  debería haber entre 2 y 4 con déficit atencional según la estadística), con el transcurso de la vida, al avanzar en la adolescencia y en la vida adulta, el número de personas con el problema va disminuyendo (principalmente por el desarrollo de estrategias compensatorias más que por una franca reducción de los síntomas, salvo la hiperactividad que sí disminuye) pero aun así se calcula que casi un tercio de los niños con déficit atención persistirán con suficientes manifestaciones como para ser problemáticas durante la vida adulta.

El tercer grupo de preguntas que uno se plantea es acerca del tratamiento ¿como se trata? ¿quien lo trata?, ¿por cuanto tiempo se trata?.

Para todos los niños con déficit atencional resulta necesario efectuar un plan de apoyo individualizado, la gran mayoría podrá continuar sus estudios en un establecimiento educacional normal; todos se beneficiaran de medidas de soporte general (sentarlos en primera fila, motivarlos, destacar logros, asignarles pequeñas responsabilidades, utilizar técnicas educacionales atractivas, novedosas y dinámicas); algunos podrían requerir medidas educativas más  específicas como  psicopedagogía o evaluación diferencial, pero siempre en le marco del sistema escolar habitual, y algunos, además, requerirán de medicamentos para optimizar su funcionamiento.

Me gustaría recalcar que no todos los menores con déficit atencional requieren medicamentos, y que cuando estos se usan son un complemento a las medidas  de apoyo general y educacional y no en reemplazo, es decir una pastilla no reemplaza una buena  técnica pedagógica o una buena  motivación ( aunque la puede potenciar).

En general el manejo general y educacional se efectúa en el contexto del establecimiento escolar y la familia y cuando éste resulta insuficiente y se piensa que el menor podría requerir  medicamentos, se le debe  derivar a un médico con experiencia en el manejo de los psicofármacos que se usan para el tratamiento. En la actualidad en Chile los  médicos con formación para el tratamiento con medicamentos de casos no complicados son casi exclusivamente psiquiatras infantiles y neurólogos infantiles. Cuando hay complicaciones, estas son mayoritariamente de la esfera psiquiátrica por lo que deben ser tratadas por dichos especialistas.

El tratamiento con medicamentos también es personalizado, puede se solo para la jornada escolar o para todo el día, puede incluir o no periodos de vacaciones y fines de semana y se mantiene por cuanto tiempo sea necesario lo que en algunos casos se extiende hasta  el termino de la enseñanza media, e incluso los estudios superiores. Los medicamentos de primera elección son metilfenidato y atomoxetina.
Me gustaría recalcar para terminar que

1.-  No todos los niños inquietos, desordenados o con mal rendimiento tiene déficit atencional.

2.-  Que no todos los niños con déficit atencional requieren tomar remedios, y que cuando las usan siempre debe ser en conjunto con un tratamiento integral y

3.-  Que el objetivo del tratamiento es proteger el desarrollo y la integración del niño, logrando el pleno desarrollo de su potencial y no amoldarlo a un sistema rígido.

Fuente:Clínica Sanatorio Alemán

admin

The author didn't add any Information to his profile yet.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *