El error que podrías estar cometiendo al darle el jarabe a tus hijos

By / 7 años ago / Sin categoría / No Comments
El error que podrías estar cometiendo al darle el jarabe a tus hijos

Se viene el otoño y probablemente con ello también los resfríos, pues las temperaturas más bajas siempre pasan la cuenta y suman víctimas.

Una de ellas son los niños, los que no se salvan al estar constantemente sometidos a cambios, pues corren de un lugar a otro y luego sus cuerpos “se enfrían” y ¡Puaj! ya se enfermaron.

Pero cuando ya no hay nada que hacer para prevenir y los pequeños caen a la cama, los principales “enfermeros” son los padres. Y aquí aparecen los infaltables jarabes para la tos y flema, en sus más variados sabores para hacerlo más “amigable” para los retoños.

¿Pero sabías que muchos cometen un error al momento de darle el jarabe a los hijos? Según un estudio de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, no todos usan la cuchara que viene en la caja… y eso es una gran equivocación.

¿Pensabas que daba igual cuál usáramos? ¡Pues no!

De acuerdo al medio especializado Men´s Health, “Dependiendo de la cuchara elegida, también variará tu margen de error. Por ejemplo: en las cucharillas de café (que dispensan 4 g) tendemos a servir un 8,4% menos de lo que deberíamos. En cambio, con las soperas, nos pasamos una media de 11,6%”.

Por esta razón es tan importante que no desechemos la cuchara o dosificador que acompaña al jarabe, pues son estos los que entregan la medida justa para un niño.

¿Pero qué hacer si ya lo botaste? La solución sería usar una jeringa para poder calcular la medida que necesita tu hijo/a, y no hacerlo “al ojo”.

Según el mismo medio, no dar la medida correcta, podría provocar algunos problemas. “Hay medicamentos con los que no pasa nada si le pones unos miligramos de más o de menos, pero en algunos otros la cuestión no es de poca importancia. Por ejemplo, en los jarabes para la tos, la medida es de vital importancia. Si se te va la mano y te pasas de la dosis recomendada, puedes tener efectos secundarios como opresión en el pecho”.

 

admin

The author didn't add any Information to his profile yet.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *