Guatita de Delantal..una triste realidad

By / 1 mes ago / Sin categoría / No Comments
Guatita de Delantal..una triste realidad

Según el último estudio del Ministerio de Salud, el 39,8% de los chilenos sufre de sobrepeso, el 31,2% es obeso y el 3,2% es obeso mórbido. Dina pertenecía a la primera cifra pero decidió comenzar a revertir su situación con una estricta dieta que la ayudó a perder más de 12 kilos en un mes. No obstante, con el paso del tiempo fue percatándose de una situación que no consideraba: la “guatita de delantal”.

 

Dina Figueroa tiene 53 años. Hace más de tres décadas se convirtió en madre de su primer hijo. “Estaba desnutrida”, recuerda respecto a ese periodo. Sin embargo, cuatro años después, su vida cambió completamente con el nacimiento de su hija y un creciente sobrepeso que se apoderó de su cuerpo.

“Bajé de peso para sentirme mejor pero al final no me sirvió de nada. Me sentía peor”, expresa Dina a BioBioChile. “Después de mi hija surgió el sobrepeso, el que se convirtió en esta piel ‘suelta”, dijo la mujer que además se sometió a dos cesáreas verticales.

Tal como explica Mirta Espinoza, la líder del movimiento con el mismo nombre, la “guatita de delantal”, conocida también como “colgajo”, es la piel que resta luego de un cambio brusco de peso, ya sea embarazo o por sobrepeso/obesidad, la que puede alcanzar longitudes que superan la altura de la cadera hasta incluso llegar a las rodillas, dependiendo del caso.

“Ya no es vida vivir así, ya no se pueden hacer las mismas cosas. No puedo vestirme cómodamente. No saco nada con adelgazar si no tengo donde guardar lo que me sobra”, confiesa Figueroa.

Una realidad que sufren miles de chilenas
El caso de Dina es sólo uno entre los 256 mil que están registrados por el movimiento “Guatita de Delantal”. Es por lo anterior, que Mirta Espinoza decidió formar la agrupación hace dos años, quedando sorprendida por la cantidad de solicitudes que consiguió en ese momento. “Me agregaron miles de personas contándome que tenían ‘colgajo”, explica a BioBioChile.

En un principio, Mirta trabajaba para ayudar a las madres víctimas de violencia obstétrica y cesáreas mal ejecutadas, sin embargo, se percató de que la urgencia era aún más grande: “Optamos por abarcar más y concentrarnos en el sobrepeso y la obesidad, en cómo las autoridades en Chile no enseñan cómo lidiar o evitar este problema, y cómo las personas que bajan de peso desconocen la terrible consecuencia de esto”.

Es así como Espinoza reunió a las más de 200 mil personas, organizando directivas del movimiento de Arica a Punta Arenas, con una idea clara: ayudarlas a recuperar su salud física y metal.

Un cuerpo que hace daño
Quienes no conocen el movimiento “Guatita de delantal”, creen que su petición se trata sólo de una operación estética. No obstante, Espinoza explica que su petitorio no sólo incluye una abdominoplastía, lipectomía y cirugía bariática (según el caso) que sea incluida en las Garantías explícitas en salud (AUGE y GES) para quienes tienen el abdomen “colgante”, sino que además exigen una “canasta” de profesionales que ayuden a los afectados a concientizarse sobre su situación, tal como un nutricionista, cardiólogo y kinesiólogo.

A los anteriores, suma una arista importante: la salud mental. “También pedimos que se incluya apoyo psicológico”, explica.

“Hay colgajos que no son para un ser humano”, dice y destaca: “Algunos llegan a pesar hasta 14 kilos”, considerando además que gran parte de las personas poseen “guatitas” que pesan entre 7 y 8 kilos.

“Hay una integrante del movimiento que su marido la dejó porque ‘le daba asco’. Ella tiene un ‘colgajo’ más abajo de las rodillas y debe amarrárselo con una pita al cuello para poder usar ropa”, cuenta. “Eso no es digno”, asevera.

“Las personas en esta situación están sufriendo”, señala Mirta. En efecto, la dirigente detalla que esta condición deriva en graves problemas psicológicos. “Muchos sufren bullying, discriminación laboral, que deriva en depresión. Algunos intentan, o logran, suicidarse por el daño que les hace la sociedad”, explica.

Ante esto, Mirta se refiere a un duro tema familiar. “Mi hijo intentó suicidarse a los 9 años porque lo molestaban por tener sobrepeso”, recuerda.

“Me molesto cuando la gente habla de estética. Tiene una pequeña parte estética pero sin dudas es algo un millón de veces más grande. Aquí hay un problema de salud, donde personas se quitan la vida, cometen errores fatales por el daño psicológico”, añade.

“Guatita de delantal” no es un movimiento centrado sólo en madres, su propósito es ayudar a cualquier persona, independiente de su edad, que sufra esta condición. “Nosotros sólo queremos devolverle la dignidad a un ser humano”, dice.

El psicólogo Carlos García, de la Universidad de Concepción, está de acuerdo con lo anterior. “Cuando los cambios suceden de manera abrupta, o las personas no tienen conocimiento del ‘colgajo’, verlo puede resultar impactante”, explica a BioBioChile.

“Bajar de peso y encontrarse con estas secuelas, que le recuerdan a esa imagen que tenían previamente, es traumático en algunos casos y puede llevar a las personas a caer en cuadros depresivos”, detalla.

García asegura que una cirugía puede ayudar considerablemente a una persona con “guatita de delantal”; sin embargo, destaca que es imprescindible contar con la ayuda de un profesional de la salud mental que guíe el proceso.

Otras enfermedades
Si bien el aspecto psicológico es el corazón del movimiento, también existen otras enfermedades asociadas al “colgajo”. Una de ellas es la dermatitis.

“La piel debajo del colgajo se hace pedazos”, explica Mirta. “En verano deben usar cremas, talco o toallas húmedas para limpiar esa zona porque el olor es insoportable”, añade.

Héctor Fuenzalida, dermatólogo de la Universidad de Santiago, explica a BioBioChile que estos problemas se desencadenan por las condiciones generadas por el pliegue abdominal que favorecen la irritación por dermatitis (no alergia) y la aparición de hongos candidiásicos.

“El ‘colgajo’ genera una zona con humedad excesiva, calor y oscuridad, tres condiciones perfectas para que los hongos se desarrollen con facilidad”, detalla el experto y explica que estos son los culpables del mal olor que se expele.

Fuenzalida añade que las personas con ‘guatita de delantal’ deben mantener un tedioso y constante aseo de la zona nombrada para no desarrollar esta condición, el que consiste en una limpieza de al menos 3 veces al día.

“Para asearse deben usar sólo agua porque el jabón altera la flora normal que protege la piel y desarrollar los hongos a pesar de la limpieza. Tampoco hay que usar secador”, advierte y asegura que los individuos con resistencia a la insulina o diabetes deben tener aún más cuidados. También recomienda favorecer el paso del aire por la zona, considerando lo complicado que es levantar el pliegue varias veces al día.

El profesional agrega que quienes sufran estas condiciones, deben someterse a un tratamiento basado en cremas dermatológicas con óxido de zinc y medicamentos por algunas semanas.
Por otra parte, la nutricionista integral María José Estrada, recalcó que hay varias enfermedades que el sobrepreso y la obesidad pueden generar: diabetes, resistencia a la insulina, hipertensión, colesterol elevado, hígado graso, infartos y otros problemas cardiacos, cálculos de vesícula, artritis, hernias lumbares y muchas más. Motivo por el que destaca la importancia de mantener un peso saludable.

Respecto al “colgajo”, explica que muy pocas personas pueden bajar de peso sin quedar con esa piel abdominal sobrante. “Hay personas que tienen buena elasticidad y con alimentación sana y ejercicio (en un periodo de dos años, por ejemplo) pueden tonificar sin quedar con colgajo pero es muy poco frecuente porque la mayoría de las personas quedan inevitablemente con guatita”, detalla.

“Aunque bajen mucho de peso para ellos es imposible eliminar la piel restante. En esos casos es necesaria la operación”, asevera la nutricionista.

Estrada subraya que los mayores culpables del sobrepeso y obesidad en chilenos son la comida chatarra, bebidas gaseosas, alcohol, embutidos como paté y vienesa, dulces y golosinas (en lugar de frutas), conservas y otros. “Comer algún pequeño dulce o comida chatarra a diario, no cuidar tu alimentación y no hacer ejercicio provocará un aumento de peso considerable a través del tiempo”, advierte y agrega que esta advertencia se extiende a las embarazadas que no quieren sufrir obesidad post parto.

María José además opina que estas cifras han aumentado por la mala administración del tiempo y la obsesión por “lo instantáneo”. “No nos hacemos el tiempo para cocinar y recurrimos a comprar comida rápida, tampoco nos hacemos el tiempo para hacer ejercicios. Algunos comienzan a alimentarse bien y hacen actividad física por un pequeño tiempo, pero al no ver resultados instantáneos terminan por abandonar su objetivo”, ejemplifica.

Finalmente, advierte que seguir dietas de Internet es una pésima alternativa para bajar de peso. “La red da para todo y así como hay información correcta también hay mucha información que no es lo que necesita específicamente cada metabolismo”, agrega y destaca la importancia de asesorarse con un profesional.

El futuro de “Guatita de delantal”
Mirta espera que el petitorio sea considerado en el presupuesto de salud del otro año y así los hospitales puedan brindar esta garantía lo antes posible, pues una operación de este tipo (abdominoplastía y lipectomía) cuesta entre 3 y 5 millones.

Entretanto, los miembros de “Guatita de Delantal” luchan por cambiar sus hábitos de alimentación y ejercicio, para poder calificar para una operación en la clínica Núcleo Salud, con la que lograron un convenio que no cobra más allá de 700 mil pesos en total, mientras esperan la ayuda del Estado.

“Cuando subo una foto de una persona operada me hablan más de 10 mil que quieren lo mismo”, señala Mirta, quien ha cedido 5 cirugías que le han regalado a personas que sufrían casos extremos.

Por el momento, Dina Figueroa espera ser uno de esos afortunados y continúa adelgazando para volver a su peso saludable. “Espero ser feliz, y ser feliz es estar bien conmigo misma y al fin quererme“, reflexiona

 

Fuente: RBB.cl

admin

The author didn't add any Information to his profile yet.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *