El lujo de ser mujer: hasta $2 millones de más se paga por tampones y toallas higiénicas

By / 7 años ago / Sin categoría / No Comments
El lujo de ser mujer: hasta $2 millones de más se paga por tampones y toallas higiénicas

Considerado un bien superfluo en diversos rincones del mundo, el «tampón tax» es rechazado por una amplia mayoría.

La desigualdad de género también puede expresarse en términos tributarios: al menos, en Estados Unidos, las mujeres desembolsan unos 3 mil dólares más que sus pares hombres solo por haber nacido con un sistema reproductor distinto del masculino.

 

En específico, los productos que el mercado pone a la venta para la contención del fluido menstrual están sometidos a impuestos al lujo en cuarenta de los estados que conforman a la nación norteamericana.

Son diversos los y las activistas que claman el sexismo tras el gravamen, que además no se condice con la brecha salarial, que pone a la mujer en clara desventaja al recibir, en promedio un 22 por ciento menos de sueldo que los hombres.

No se explica la razón por la cual tanto toallas higiénicas como tampones son considerados bienes suntuarios, siendo que son millones las mujeres que los utilizan una vez al mes durante, en promedio, 35 años de su vida.

En una entrevista en vivo en enero de 2016, la YouTube star Ingrid Nilsen le preguntó al presidente Barack Obama: “Hace poco me quedé estupefacta al enterarme de que toallas femeninas, tampones y otros productos para la menstruación pagan impuestos como bienes de lujo en 40 estados. No conozco a nadie que tenga el período y piense que es un lujo… ¿Por qué se sigue imponiendo impuestos a estos ítems?”, increpó Nilsen.

Obama, lejos de oponerse a la pregunta, también planteó su inquietud respecto del gravamen. “Supongo que es porque los que hacían las leyes cuando se aprobaron esos impuestos eran varones. Creo que es muy razonable que las mujeres de esos estados que has mencionado trabajen juntas para conseguir que se eliminen esos impuestos”, reflexionó el mandatario.

Canadá fue el primer país en el mundo en eliminar el tampón tax, como se lo llama, en julio de 2015, luego de que más de 75.000 personas firmaran una petición para que los productos de higiene femenina salieran de la lista de bienes de lujo y se anulara la recarga del 5% en su precio.

Antes de que el 17 de marzo de 2016 la Unión Europea autorizara a sus 28 estados que eliminaran estos impuestos, Irlanda lo había hecho. En el Reino Unido —donde era del 17,5% hasta que en 2000 se lo redujo a 5%— y en Francia, continúan los movimientos sociales contra estos gravámenes.

Países como Eslovaquia no son amigables con las mujeres y su ciclo menstrual: el impuesto de los productos para el periodo llega al 20 por ciento, y no hay mociones ni iniciativas que aboguen por reformar esa ley.

 

admin

The author didn't add any Information to his profile yet.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *